viernes, 28 de octubre de 2016

CUESTION DE DIGNIDAD


Cuando los seres humanos se relacionan entre sí, se encuentran con un gran número de situaciones de 

exigencia social. Estas demandas pueden provenir de un amigo, un familiar, un superior o un desconocido, y 

adoptar la forma de ruego, mandato o favor. Aunque la respuesta natural a este tipo de requerimientos debería 

estar guiada por lo que uno considera más adecuado, en muchas ocasiones las personas suelen estar tan 

“presionadas” o “influenciadas” por los demás que terminan actuando en contra de sus propios principios, 

creencias o conveniencias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario