miércoles, 19 de febrero de 2014

PRIMERA TUMBA A LA DERECHA




harley Davidson es detective privado ocasional y ángel de la muerte a tiempo completo. Es decir, ve a los muertos. En serio. Y su trabajo es convencerlos de que vayan hacia la luz. Pero cuando estos difuntos han muerto bajo circunstancias poco ideales ?dígase asesinados?, en ocasiones quieren que Charley enchirone a los malos. Y luego están los sueños. Sí, esos sueños intensamente calientes que le han impedido dormir en semanas y que están protagonizados por una entidad que la ha acompañado durante toda su vida y que parece que no está tan muerto después de todo. De hecho parece que es algo completamente diferente a lo que está acostumbrada a ver. Pero ¿qué es lo que quiere de ella? Y ¿por qué ella es incapaz de resistirse? Y sobre todo ¿qué puede llegar a perder si se rinde a su deseo?


Cuando abrí Primera tumba a la derecha me topé con una protagonista de cuidado (y unas “citas” sobre cada inicio de capítulo como nunca antes he encontrado). Charlotte, o Charlyne para los amigos, se me presentó (ella y las dos compañeras que reposan sobre su caja torácica) como El ángel de la muerte: una especie de portal al cielo para aquellos que vagan perdidos entre los dos mundos. Resulta que Charlyne, que tiene cuerda para rato, ¡también es detective! Una detective que ayuda a la poli a resolver casos un tanto complicados (por eso de que tiene poderes y tal, su tío, que es encargado en comisaría, se “aprovecha” de la pobre muchacha).

                                 DESCARGAR

                                                              DESCARGAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario